11 oct. 2017

El alimento del siglo XXI


Son sanos, energéticos, nutritivos, de fácil almacenamiento, combinan tanto con el dulce como con el salado y además están riquísimos ¿Qué más se les puede pedir? Los frutos secos son uno de los productos más recomendados en las dietas de casi todos los nutricionistas, incluidas las de adelgazamiento, debido a sus múltiples beneficios para la salud, por ello incluirlas en nuestra alimentación diaria es una gran idea. En Bendita Locura Coffee & Dreams (Principe de Vergara, 73) nos ayudan a conocerlos mejor y nos dan algunas ideas de cómo usarlos tanto en platos fríos o calientes, como dulces y salados.


Los frutos secos son uno de los alimentos más completos y ricos en nutrientes que existen. Con un alto contenido en fibra y antioxidantes, minerales como el calcio, el cinc, el fósforo, o el magnesio, ácidos grasos omega 3 y vitaminas del grupo B, A y E. A pesar de ser muy calóricos, consumidos con moderación, contribuyen a la pérdida de peso y mantener a raya todos los indicadores de colesterol e hipertensión.

Aprovechándonos de todos sus beneficios

“Para aprovechar todas las increíbles propiedades de los frutos secos la primera imagen que debemos desterrar para siempre son esos platos de almendras o cacahuetes fritos, cubiertos por una abundante capa de sal y que consumimos a puñados sin apenas darnos cuenta”, nos dice Diana González del gastrobar madrileño Bendita Locura Coffe & Dreams “No, los frutos secos hay que consumirlos con moderación, sin freír ni salar. Son un complemento perfecto en muchas recetas, tanto por su sabor como por su textura”. Nosotros los utilizamos en ensaladas, entrantes, principales y postres. Nos encantan”.

Algunos ejemplos de esto que nos contaba Diana al respecto de sus platos preparados con frutos secos son la burrata con tomates, aceite, rúcula y pesto genovés preparado con piñones o la ensalada de manzana, crispy bacon, gorgonzola, nueces y mezclum. Las nueces nos aportan proteínas sin los inconvenientes de la carne roja, por eso son prácticamente obligatorias en las dietas vegetarianas. Numerosos estudios aseguran que consumidas a diario, producen un aumento importante de los niveles de serotonina, una sustancia que como sabemos nos pone de buen humor, reduce la sensación de hambre, combate la obesidad abdominal, la hipertensión y mejora la salud cardiovascular.

También se puede incluir en aliños, como es el caso de Foie micuit y vinagreta de frutos secos, o bien formar parte de un plato más contundente como las albóndigas tajine sobre cama de cous cous, que incluyen unas almendras fileteadas. En este caso, tomar 3 o 4 almendras al día mejora el tránsito intestinal, nos aporta calcio, retrasa la absorción del azúcar y previene la osteoporosis.

Si lo tuyo son los postres, seguro que encuentras alguno que contenga frutos secos porque son el tipo de ingredientes que aportan sabor y textura y combinan muy bien con los sabores dulces. Pero quizás una de las recetas con más éxito del restaurante, sea el brownie con nueces y scoop de vainilla.


Más información:

Ginger&Soda Prensa Gastronómica 
sr.soda@gingerandsoda.com - Sonia Valero