2 mar. 2017

Ser amante de las golosinas ya rima con salud y dieta sana gracias al maltitol

La salud es lo primero y, por este motivo, cada vez son más las personas que se privan de ciertas sustancias perjudiciales como azúcares y grasas. Sin embargo, la tentación que nos provocan los dulces complica la fidelidad a una dieta sana. La existencia del maltitol, una sustancia sustitutiva del azúcar que permite elaborar alimentos con el mismo sabor sin causar daños a la salud, hace nuestra vida más fácil. Este poliol, cuya seguridad está respaldada por el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA), es cada vez más recurrente para las empresas alimentarias.

Los dulces son uno de los placeres prohibidos para todas aquellas personas que quieren o deben cuidar su alimentación. Sin embargo, y aunque muchos lo nieguen, la mayoría de ellos sueñan con pecar en algún momento y volver a sentir el sabor dulce y agradable en su paladar. De todos los componentes que llevan estos manjares, el azúcar es, sin duda, el peor enemigo para nuestra salud. 

Lo que muchos no saben es que existe un sustitutivo del azúcar que conserva su sabor sin causar perjuicio a la salud. Se trata del maltitol, un miembro de una familia de edulcorantes de carga conocidos como polioles o alcoholes de azúcar cuya producción se consigue a través de la hidrogenación de la maltosa, que se obtiene del almidón. Además, al igual que ocurre con otros polioles, no se ennegrece ni se carameliza. 

El maltitol es aproximadamente un 90% tan dulce como el azúcar y tiene significativamente menos calorías. Su absorción por parte del organismo es lenta, lo cual permite que una parte llegue al intestino grueso donde el metabolismo aporta menos calorías. Por ello, el maltitol aporta apenas 2,1 por gramo a diferencia del azúcar que aporta 4. Aunque a menudo se utiliza para reemplazarlo por el azúcar, también puede usarse para sustituir a la grasa, ya que otorga a las comidas una textura cremosa. 

Uno de los ejemplos más recientes del uso de maltitol, y que está revolucionando su sector, es el de la empresa española Yummeat que acaba de lanzar en nuestro país las primeras golosinas 0% azúcar y grasa cumpliendo así el sueño de muchos de nosotros. A partir de ahora los españoles podremos disfrutar de los dulces sin sentir ningún tipo de remordimiento. Como consecuencia del uso del maltitol, las golosinas Yummeat mantienen el sabor y la textura de las de toda la vida, pero sin los perjuicios de éstas. 

Yummeat ha sido la salvación para quienes antes no podían permitirse estos placeres como, por ejemplo, personas con diabetes que no pueden ingerir alimentos con alto contenido en azúcar. El maltitol se absorbe lentamente por lo que el aumento de los niveles de glucosa e insulina en sangre, en respuesta a la ingestión de glucosa se reduce significativamente al usarlo. Además, el maltitol hace que estas golosinas sean perfectas para los niños, ya que no daña los dientes al no ser cariogénico

La seguridad del maltitol está avalada por diferentes estudios realizados. El Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) evaluó la información sobre su seguridad y concluyó que es seguro, sin establecer ningún límite sobre su uso. De hecho, Aunque en España todavía debemos acostumbrarnos a este poliol, en EEUU ya se utiliza en una amplia gama de productos como chicles, caramelos, helados, productos de panadería, mermeladas… 

Son tantas las posibilidades del maltitol que Yummeat ya cuenta con cinco variedades de golosinas, de diferentes formas y sabores, que se pueden adquirir en su página web (yummeat.es) y en establecimientos como farmacias o supermercados. Además, son ricas en proteínas por lo que resultan también perfectas para los más deportistas.

Para más Información:
3AWW. Alfonso López 
Telf: 91 750 26 97/ 671 860 456