1 mar. 2017

Oriol Rossell presenta las añadas Rocaplana y Les Cerveres 2015 y Virolet 2016 elaboradas con uvas ecológicas


La bodega Oriol Rossell ha lanzado al mercado la añada 2015 del Rocaplana y Les Cerveres y la 2016 del Virolet. La principal novedad de este año, es que los tres han sido producidos con uvas procedentes de la viticultura ecológica. 

Este mismo respeto por la naturaleza y el entorno, también se empieza a ver en el packaging de sus botellas. Les Cerveres estrena imagen donde la tradición vitivinícola y la vid de la finca tienen un peso muy importante.

Desde hace años, el objetivo ha sido volver a las técnicas vitivinícolas de generaciones anteriores. Un conocimiento que ha pasado de padres a hijos, basado en un cultivo totalmente respetuoso con la vid.

Este era un cambio que la familia Rossell tenía muy claro. La estima y la diversidad del entorno también son factores que se muestran en las características de sus vinos. Es por ese motivo, que la bodega se inició en la agricultura ecológica hace 5 años. 

A día de hoy, ya son 4 los vinos que cuentan con el certificado CCPAE –juntamente con el monovarietal de Macabeo, L'Enriqueta. El primer vino que presentó la bodega con estas características, fue hace un año, con el Virolet 2015.

La imagen de los vinos y cavas de Oriol Rossell siempre han reflejado la tradición vitivinícola de las diversas generaciones de la familia Rossell. En el caso de Les Cerveres es evidente. En su etiqueta se puede ver una imagen de la masia de la finca de Cal Cassanyes. 

Para dar aún más importancia a este legado, la añada 2015 ha cambiado su packaging para dar más relevancia a la masia. Los tonos claros y una imagen basada en el dibujo, le dan más protagonismo y visibilidad dentro de la etiqueta.