10 ene. 2017

Ahora en nuestras mesas los famosos quesos de Suiza

Desde Quesos de Suiza, proponemos agasajar a tus invitados desde el inicio de las comidas y cenas, con estas recetas de las variedades Appenzeller®, Tête de Moine AOP y Le Gruyère AOP, tres auténticos quesos suizos que se producen siguiendo métodos tradicionales y utilizando materias primas naturales.

En Suiza los quesos se elaboran siguiendo las tradiciones y respetando siempre la naturaleza, pues su exquisito sabor se debe, en esencia, a la leche con la que se elaboran, no pasteurizada y de las mejores vacas, vacas no hormonadas y alimentadas con pastos del prado, heno y hierbas naturales. Gran parte del mérito es de éstas, pero, son nuestros maestros queseros los que siguiendo el mismo proceso que cientos de años atrás, se encargan de transformar la leche en quesos de excelentísimo sabor, sin aditivos, ricos en vitamina D y aptos para intolerantes al gluten y a la lactosa.

Para la celebración de las fiestas sugerimos seguir estas recetas y presentar estos quesos a modo de aperitivo, pues cautivarás así a tus comensales desde el inicio.

LE GRUYÈRE AOP
Destaca por su pronunciado aroma y sabor delicado a la par que recio. Con notas más o menos saladas y un acabado afrutado. Es el entrante perfecto para dotar de distinción y gusto estas mágicas cenas navideñas en familia que tan cerca están. 

RECETA:
Croissants de Le Gruyère AOP

Ingredientes para 12 unidades: 
- Papel de horno para la lámina 
- 2 porciones de masa de hojaldre, cada una de aprox. 270gr, redondas, aplanadas

Relleno:
- 200 gr de Gruyère AOP, rallado
- 2 huevos
- 2 cucharas de mejorana, finamente picada
- 1 diente de ajo, exprimido
- 2 cucharas de leche
- pimienta
- páprika
- ½ huevo, batido
- sésamo y semilla de lino para esparcir poca sal floral o de hierbas

Tiempo requerido: Preparación: aprox. 25 minutos Hornear: aprox. 25 minutos

Preparación:
- Colocar la masa plana y cortar en 6 segmentos. Poner al frío.
- Relleno: revolver muy bien todos los ingredientes, condimentar.
- Distribuir por igual el relleno sobre los segmentos de masa. Pincelar los bordes de la masa con
poco huevo, enrollar y formar los croissants. Colocarlos sobre el papel de horno en la lámina para
hornear. Pincelar los croissants con huevo y empolvarlos con sésamo, semilla de lino y sal floral o
de hierbas. Hornear en la mitad del horno precalentado a 200°C durante 20-25 minutos. Servir
caliente o tibio.

APPENZELLER®
De sabor más intenso que Le Gruyère AOP, los comensales amantes queseros se deleitarán con él, pues este queso fuerte y aromático contiene en su interior el secreto mejor guardado de los suizos: una salmuera hecha a base de 25 hierbas con la que frecuentemente se frota el queso.

RECETA:
Pan de ajo con Appenzeller®

Ingredientes para aprox. 20 unidades

Pan al ajo:
- 1 Baguette, cortado en 20 pedazos
- 50 gr de mantequilla, blanda
- 2 dientes de ajo, exprimidos
- sal, pimienta

Aderezo:
- 200 gr de Appenzeller® fuerte, cortado en pequeños cubos
- 2 tomates sin semilla, cortados por la mitad y luego en pequeños cubos
- 2 tubérculos de apio cortados en cuadritos
- 1 ramo de orégano, hojitas cortadas
- 3 cucharadas de aceite
- 1 cucharada de vinagre de vino blanco
- sal, pimienta
- Para decorar utilizar las hojas del apio

Preparación:
Pan al ajo:
- Para hacer el pan al ajo, mezclar la mantequilla con el ajo y condimentar. Untar con esto los pedazos de pan y colocar debajo de la parrilla o tostar en una sartén.
- Revolver todos los ingredientes y untar con ellos los panes. Decorar con hojas de apio.

TÊTE DE MOINE AOP
Con su característico corte de flor, dejará maravillado a más de un invitado. Es un queso procedente del Valle de Jura y su peso suele estar alrededor de los 800gr. De pasta semidura y con un sabor intenso y ligeramente picante, te proponemos maridarlo con vinos blancos jóvenes, con poca crianza y acompañarlo de unas frutas de otoño como los higos o las uvas.
RECETA:

Tostada rústica con Tête de Moine AOP

Ingredientes para 6 rebanadas:
- 1 batidora
- 1 hoja de papel de aluminio

Para la crema:
- 30 g de queso Tête de Moine AOP
- 150 g de guisantes
- 1 cebolla
- 1 zanahoria
- 2 dientes de ajo
- 2 hojas de laurel
- 2 clavos de olor (especia)
- 1 cucharada de nata de cocina
- 20 g de mantequilla
- Sal y pimienta

Para la guarnición:
- 6 Rosetas de queso Tête de Moine AOP
- 1 salchicha de Morteau o salchicha de Frankfurt
- 1 rebanada de pan de campaña
- 12 tomates cherry
- Ensalada

Tiempo requerido: Preparación: 30 min. Cocción: 1 h. 30 min.

Preparación:
- Cortar un trozo de salchicha de Morteau cruda. Reservar.
- Precalentar el horno a 210 ° C.
- Envolver la salchicha en papel de aluminio, como en papillote y hornear durante 1:30 h. Retirar del horno y reservar.
- Para la crema lavar los guisantes con agua fresca y ponerlos en una olla con 1/2 litro de agua fría con sal.
- Calentar lentamente y dejar hervir durante 15 minutos. Mientras tanto, pelar y picar la cebolla, el ajo y la zanahoria. Cuando el agua empiece a hervir, añadir el ajo, la cebolla, la zanahoria, las hojas de laurel y los clavos.
- Añadir la rodaja de salchicha cruda y salpimentar.
- Cocer durante 1 hora sin tapa. Remover de vez en cuando, añadir un poco de agua si es necesario.
- Escurrir y triturar con la batidora (o por el pasapuré) para obtener un puré fino.
- Añadir la mantequilla, la nata y los 30 g. de queso Tête de Moine AOP.
- Mezclar suavemente hasta obtener una suave y densa crema. Luego dejar enfriar y poner en la nevera.

Para la guarnición:
- Tostar las rebanadas de pan. Cortar la salchicha de Morteau cocida en rodajas finas.
- Con la ayuda de una espátula, extender un poco de crema de guisantes en cada rebanada de pan y
colocar encima una rodaja de salchicha, caliente o fría.
- Cortar los tomates cherry por la mitad y colocarlos sobre las rebanadas de pan.
- Finalizar colocando suavemente una bella Roseta de Tête de Moine AOP y algunas hojas de ensalada.

Los Quesos de Suiza son famosos en todo el mundo gracias al cuidado y a las características artesanales con las que se elaboran. El pastoreo de las vacas es obligatorio en Suiza, país donde está totalmente prohibido el uso de hormonas y antibióticos en la crianza de ganado y donde ningún queso puede fabricarse con aditivos químicos.
Para elaborar un queso suizo se utiliza casi el doble de leche que para fabricar un queso de producción industrial. Las queserías reciben dos veces al día la leche recién ordeñada para garantizar la elaboración de un producto fresco y sano. El uso de leche cruda, no pasteurizada, posibilita un sabor más intenso y potencia los aromas derivados del pasto y forrajes.

La rigurosa normativa, sometida a un estricto control por parte de la Oficina Federal de Agricultura de Suiza, garantiza la elaboración tradicional del producto desde el origen de la cadena hasta el final, momento en el que un tasador certifica que el queso tiene la suficiente calidad para llevar el sello de su región quesera. De esta manera, la denominación de origen suiza es garantía de un producto absolutamente natural.

CONTACTO DE PRENSAUlled Comunicación 
Gabinete de Prensa Quesos de Suiza
Nicola Polinelli / Sara Navarrete - Tel. 93 481 36 20
npolinelli@ulled.com / snavarrete@ulled.com