3 nov. 2016

Dinner with Brockmans, cuándo la gastronomía se sube al cielo


La chef Ada Parellada, el dúo Fuel Fandango y la escuela de danza On Air de Barcelona protagonizaron el pasado 27 de octubre en la Sala Barts de Barcelona una vibrante actuación multidisciplinar inspirada por los once botánicos de Brockmans Gin, el destilado inglés que ha cambiado para siempre la experiencia de la ginebra.

Una cena como ninguna otra, donde la gastronomía ha sido el detonante de experiencias sensoriales inesperadas, durante una noche donde colores, sabores, sonidos y olores han evocado los matices exóticos y exclusivos de los once botánicos de la ginebra que ha revolucionado el mundo de los destilados vanguardistas.
Gin and tonics de la noche
La Sala Barts de Barcelona, como nunca la hemos visto, ha acogido más de cien comensales, testigos de un espectáculo único, cuyos platos fuertes han sido la genialidad entre los fogones de la chef Ada Parellada y la mezcla de sonoridades étnicas del dúo electro funk Fuel Fandango.

La de Dinner with Brockmans ha sido una performace multidisciplinar que ha mezclado con atrevimiento la excentricidad de una propuesta gastronómica con un alto contenido artístico, enriquecida por la adrenalinica danza aérea de los miembros de la escuela OnAir de Barcelona, y la experiencia de un grupo de mixólogos internacionales que han homenajeado la versatilidad de Brockmans ofreciendo a cada plato un cóctel diferente.
Danza aérea de la escuela OnAir
Un maridaje entre sabores y decibelios que ha inspirado la mano de la chef Ada Parellada, creadora para la ocasión de platos tan vibrantes y seductores como las Sardinas marinadas en Brockmans rellenas de arándanos azules o la Crema de espárragos al aroma de regaliz con trompetas de la muerte y huevos en celeri.

Platos que han tenido su representación plástica gracias a la actuación en directo de los bailarines contemporáneos de la compañía de Reinaldo Ribeiro.

Auténticas acrobacias culinarias que han dejado el paso, en el último acto de la noche firmada Brockmans, al dúo revelación Fuel Fandango, que ha sabido como nadie traducir en música el alma cosmopolita y urbana de la comunidad de seguidores de la ginebra inglesa.